Llama Violeta

Llama Violeta


 

 
 
 
 
 
 

 

¿Que es la grafología? 

 

La Grafología es el estudio o descripción de la escritura con relación a las modificaciones que en ella producen ciertos rasgos fisiológicos o determinados estados patológicos. Por medio de la Grafología podemos averiguar el carácter, aptitudes, etc., de una determinada persona.

El valor de la escritura depende de su carácter objetivo y duradero en tanto que es resultado de la actividad neurosíquica.

La Grafología tiene aplicaciones en medicina legal, para conocer el estado psíquico de un sujeto; en patología y medicina histórica, para asegurar el criterio acerca de hechos importantes y personas que en ellos intervinieron. Pero tal vez sea la denominada Grafología común la más interesante, ésta se encarga de investigar las cualidades intelectuales y morales de un sujeto determinado.

 

Bases teóricas de la grafología

 La Grafología se basa en el hecho de ser la escritura manuscrita el registro de una serie de movimientos que, realizados por la mano, se plasman gráficamente en un soporte, que generalmente es el papel. Estos movimientos responden a las órdenes que emanan del cerebro, órgano principal del sistema nervioso. Pero hay que tener en cuenta que en el trayecto cerebro-mano, hay otros elementos que van a influir en la escritura: médula espinal, músculos, huesos, tendones, nervios, y también vasos sanguíneos que dependen de los movimientos del corazón y de los pulmones.

Así, la Grafología no es sólo el estudio de la escritura en su inmovilidad, sino ante todo en su dinamismo y en su móvil y cambiante vitalidad.

Para proceder al análisis grafológico, es indispensable tener a la vista documentos adecuados y asegurarse de que han sido escritos en estado normal, o mejor aún, reunir varios de la misma mano. No convienen los manuscritos a lápiz, porque éste deforma un tanto los rasgos, redondeando los ángulos y suprimiendo los gruesos y perfiles. Conviene más a escritura original que una copia.

Además de esto, hay otros factores que intervienen en la escritura, como el estado de ánimo, emociones, temperatura, etc.

En la escritura se consideran siete aspectos gráficos:

-        Tamaño

-        Forma

-        Presión

-        Dirección

-        Velocidad

-        Continuidad

-        Orden

Estos aspectos conforman el Ambiente Gráfico, que puede ser positivo o negativo. Será positivo cuando los movimientos gráficos muestren armonía y equilibrio a lo largo de todo el escrito, y será negativo cuando sean arrítmicos e inarmónicos.

Los subaspectos gráficos y su interpretación, facilitan la comprensión de la forma de iniciar un análisis grafológico.

Simbolismo en el acto de escribir

 En primer lugar el acto de escribir es un acto humano, por lo tanto implica un pensamiento consciente e inconsciente, en el sentido de que su contenido se va a reflejar en la escritura de manera simbólica.

Desde el punto de vista del pensamiento, el elemento mínimo de este es la idea, el elemento mínimo de la escritura es la letra, por lo tanto, cada letra es la manifestación simbólica inconsciente de una idea.

-        La unión de dos ideas, forman un juicio.

-        La unión de dos letras y su conexión, simbolizan inconscientemente un juicio.

-        La unión de varios juicios, dan lugar a un razonamiento.

-        La unión o desunión de varias letras, van a indicar nuestra forma de razonar.

Escribir es, también, un acto en que va implícito la totalidad del "Yo" que escribe. Una letra simboliza una idea, un acto completo y el propio "Yo".

En cada letra se puede distinguir:

-        Una Zona Inicial: Esto es el trazo, que aún no correspondiendo propiamente a la parte estructural de la letra en cuestión, sirve para comenzarla; esta zona inicial de la letra, simboliza el pasado, el origen, el punto de partida que tomamos para cada uno de nuestros actos.

-        Una Zona Superior: La zona de las ideas, de la espiritualidad, del misticismo, de nuestras elevaciones ideales y en consecuencia, la zona del Yo ideal.

-        Una Zona Media: Aquí se va a reflejar el aspecto del Yo que podríamos denominar el Yo emotivo activo, por lo tanto, la zona de la afectividad de nuestros sentimientos y emociones, de nuestros actos, la zona que manifiesta la parte de consideración que le damos a nuestro Yo.

Si seguimos descendiendo, penetramos ya en la esfera de lo inconsciente, del Yo instintivo, del Yo físico, del cuerpo y con ello del Yo sexual y de todo lo que en cada uno hace referencia a lo material.

Llegamos, por último, a la quinta zona de cada letra, aquélla que le va a poner en contacto con la letra siguiente, lo que significa:

La terminación del acto, pero también el futuro y el Tú, es decir, nuestra dirección hacia un nuevo acto y asimismo, nuestro contacto o falta de esta con los otros.

 

Forma y estructura de letra

-        Escritura Tumbada a la Derecha: Corresponde a personas que pierden fácilmente los nervios, muy dramáticas en el amor. Aquí se agrupan los celosos.

-        Escritura Vertical: son personas que controlan sus sentimientos, sus deseos y poseen madurez, estabilidad y ecuanimidad.

-        Escritura Inclinada a la Izquierda o Invertida: Personas que ejercen una férrea vigilancia sobre sí mismas, una represión de su necesidad de contactarse con la gente.

-        Escritura Oscilante: Corresponde a personas que están en continua lucha consigo mismo. Refleja la inmadurez de quien escribe.

-        Escritura Curva: Se entiende que la persona es adaptable y se amolda con facilidad. En ella predomina el sentimiento, la dulzura y la ternura además de proporcionarle originalidad y suavidad.

-        Escritura Angulosa: Podría pertenecer a personas duras e intransigentes y para ellos, la razón predomina sobre el sentimiento, por lo que generalmente son histéricos y de mal genio.

-        Escritura Redonda: Corresponde a personas pasivas, tranquilas y adaptables.

Tipo de firma

-        Texto Legible y Firma Ilegible: Sentimiento de inferioridad o descontento de sí mismo.

-        Texto Ilegible y Firma Legible: Es una persona que se defiende de un ambiente hostil, pero él está contento de sí mismo. Tiene confianza en sus posibilidades, en sus méritos y en sus logros.

-        Firma Legible: Normalmente será una persona con claridad de intenciones, que se muestra como es, sin ocultarse. Asume las responsabilidades (con su nombre corrobora lo que escribe). Persona contenta consigo misma, con sus posibilidades y con sus méritos.

La letra de la sexualidad

Si se desea conocer más a la pareja, amigo o amiga, etc. en otro ámbito y descubrir algunos de sus secretos, hay que fijarse en la forma de la letra y en el significado que te definimos a continuación. Esto puede ayudarte a revelar situaciones que no esperabas.

-        Ovalo grande: insatisfacción sexual.

-        Ovalo inexistente: posee más romanticismo que sensualidad.

-        Forma de hélice: siente respeto hacia los demás.

-        Trazo que sube y baja: timidez sexual. Pudor.

     

 

Aspectos fundamentales para analizar la escritura

-        El orden: Consiste en evaluar el ordenamiento del texto en la hoja de papel. Se observaran los márgenes, la distancia entre cada reglon así como también las de cada palabra y cada letra. Este aspecto nos permite evaluar el grado de claridad mental, orden interno, capacidad de organización y planificación de cada persona.

-        El tamaño: Las escrituras pueden ser grandes, pequeñas o normales. Este aspecto tiene relación con el nivel de autoestima y grado de expansión de cada persona.

-        La inclinación: Las letras pueden ser verticales, inclinadas hacia la derecha o izquierda. Esto permite ver en que medida la persona se relaciona con los demás y su grado de apertura emocional.

-        La dirección: Se refiere a la dirección que siguen las líneas, ya sea que suban o bajen. Esto se vincula con los distintos estados de ánimo, grado de estabilidad, optimismo, fatiga o depresión, que puede experimentar una. De este modo, las líneas guardan su horizontalidad.

-        La presión: Es la fuerza que una persona imprime en la hoja de papel con su bolígrafo. Su análisis permite evaluar el nivel enérgico de una persona y a su vez, esto otro deja ver el grado de salud o enfermedad.

-        La rapidez: Da cuanta del grado de rapidez o lentitud en las reacciones de una persona ante las distintas situaciones que se le planteen. Las escrituras rápidas se denotan por la simplificación de sus trazos y formas al contrario de las lentas, las cuales dejan ver muchos adornos y redondeces.

-        La continuidad: Se relaciona con el grado de unión o separación de las letras en las palabras y estas permiten conocer el grado de constancia y regularidad de una persona en su actividad, vida afectiva y pensamientos.

-        La forma: Es la estructura general de la escritura, ya sean caligráficas, imprentas, complicadas, etc. En términos generales, da cuanta del comportamiento cultural, ético y moral.

 

Rasgos y su significado

-        Escritura pequeña: Personas detallistas con gran capacidad de concentración y sin embargo tienden a la introversión.

-        Escritura grande: Personas extrovertidas que les cuesta concentrarse.

-        Escritura angulosa: Reflexión, lógica, constancia.

-        Escritura curva: Agilidad mental, predominio de la intuición, pereza.

-        Líneas de dirección ascendente: Optimismo, capacidad para resistir las dificultades, capacidad creativa.

-        Líneas de dirección descendente: Fatiga, nivel de aspiraciones muy limitado, intransigencia ante las opiniones y comportamientos ajenos.

-        Escritura ligada: Sentido práctico, capacidad de iniciativa, sociabilidad.

-        Escritura desligada: Intuición, inconstancia, tendencia al aislamiento.

 

Combinaciones y significados

-        Escritura ligada y bien presionada: Vitalidad y fuerte memoria.

-        Escritura ligada y horizontal: A la continuidad en el pensamiento se une la de la actividad psíquica general; la persona es plenamente lineal y coherente.

-        Escritura ligada, pequeña, ordenada y regular: Tenacidad y constancia en la acción.

-        Escritura desligada, ordenada y regular: El sujeto no está falto de lógica, porque si bien las ideas no están ligadas, son, en cambio, ordenadas y se asemejan

-        Escritura desligada y vertical: La razón dirige al corazón.

-        Escritura desligada y presión débil: Debilidad.

-        Escritura inclinada y oscilante vibratoria: Viva emotividad y ternura. Se sienten profundamente los afectos, dejan huella las emociones y las personas queridas tienen un lugar en el corazón.

-        Escritura inclinada, curva y regular: Benevolencia.

-        Escritura inclinada y angulosa: Combatividad y oposición a las ideas, gustos y criterios ajenos (propensión a ser influido negativamente).

-        Escritura invertida y vibrante: Se teme la propia debilidad afectiva y sentimental que se trata de refrenar, de soterrar sin conseguirlo plenamente.

-        Escritura invertida y artificiosa: Exceso de disimulo.

-        Escritura invertida y ascendente: Tendencia a desahogar las propias frustraciones afectivas por medio de la agresión contra el ambiente (tiranía con los demás, críticas, oposición, negativismo, etc.).

-        Escritura ascendente y firme: Dispone del ardor hacia la independencia, la ambición y el mando, para lograr lo que pone en función con toda su fuerza.

-        Escritura ascendente y espaciada entre palabras: Aquí el razonamiento y la visión panorámica operan de forma benéfica frenando o reconduciendo previsoramente los posibles excesos del ardor y del entusiasmo.

-        Escritura ascendente y óvalos abiertos por arriba: Los impulsos emprendedores se debilitan cuando la ternura entra en acción.

-        Escritura descendente y filiforme: Fatiga.

-        Escritura angulosa y regular: Predominio de la voluntad sobre el sentimiento.

-        Escritura angulosa, regular y ordenada: Conciencia profesional, integridad moral, disciplina y perseverancia.

-        Escritura curva y ordenada: Memoria.

-        Escritura curva, grande y movida: Preponderancia de la imaginación y necesidad de volcarse hacia el contacto de personas y cosas.

-        Escritura grande y trazo sencillo y claro: Ingenuidad.

-        Escritura grande y firme: Independencia personal. Afirmación del Yo e imposición autoritaria de los propios criterios. Pocas veces tendrá una personalidad realmente eficaz.

-        Escritura pequeña, filiforme e ilegible: Disimulo.

-        Escritura pequeña y muy espaciada entre palabras: Refinamiento vertido en el campo del razonamiento, en tal supuesto la finura intelectual puede caer en el exceso y, por ello, en la hipercrítica.

 

Aplicaciones médicas de la grafología

Cada día, es más importante la Grafopatología para el seguimiento y diagnóstico de enfermedades y enfermos, en la que el grafólogo colabora con el médico para la corrección de ciertas anomalías psicosomáticas.

Este terreno es útil para detectar la angustia, depresión, corrección de la timidez, tendencia a mentir, tendencias hipocondríacas, etc.

La Grafoterapia es interesante para el médico y el Grafólogo, y consiste en la educación del gesto gráfico bajo el triple punto de vista motor, psíquico y mental.

Hay manifestaciones grafopatológicas o perturbaciones gráficas que se presentan en el grafismo, antes de que la enfermedad pueda ser diagnosticada o bien que aparecen después de padecer la enfermedad correspondiente. Finalmente, hay casos en los que las manifestaciones gráficas son mínimas aparentemente.

Una misma enfermedad o anomalía psíquica puede presentar distintos signos en distintas intensidades en la escritura de personas distintas, ya que no existen enfermedades sino enfermos porque en cada persona, los conflictos son específicos.

Pueden hallarse escrituras de personas sanas con elementos gráficos desequilibrados más o menos compensados y por otra parte, hallar una escritura muy coherente y tratarse de una persona con perturbaciones psíquicas importantes, por ejemplo en el caso de un obsesivo.

El desequilibrio mental o psíquico se origina en la mala calidad o rigidez de los mecanismos de defensa, el narcisismo, la regresión a niveles inferiores, la desproporción de la estructura temperamental y la exageración de ciertas cualidades humanas.

Grafopatología

-        Agresividad, sadismo: Escritura Lanzada, acerada, puntas hacia la derecha.

-        Masoquismo, autopunición: Escritura con puntas o ángulos hacia la izquierda, óvalos pinchados.

-        Problemas con la realidad: Muy movida, muy irregular, temblorosa. 

-        Ansiedad, angustia: Escritura mal formada, adosada, contenida. 

-        Neurosis obsesivo compulsiva: Escritura apretada, inhibida, retocada (subrayados, pequeños retoques, tachaduras, enmiendas de cualquier tipo, repaso innecesario) 

-        Depresión reactiva: Descendente, apretada, descuidada. 

-        Histeria: Desigualdades notorias, movimientos vivos, cambios bruscos de dirección, zig-zag, grandes oscilaciones de pluma. Filiformidad dentro de la palabra en escritura monótona, automática, lenta, sin vida. Filiforme en el centro de las palabras (letras m, n, u, r, i, etc.)

-        Epilepsia: Ocupación de toda la página con escritura condensada, monotonía, abuso de las formas caligráficas (Artificiosa) 

-        Esquizofrenia: Frecuentes y notables irregularidades de tamaño, presión, inclinación, etc. Regular monótona, irregular separación entre renglones.

-        Paranoia: Sobre alzada, mayúsculas de gran tamaño sobre todo en la firma, inflada.

-        Efectos de la cafeína y demás estimulantes centrales: Disminución del tamaño en cuerpo central, torsión en las astas largas, temblores esporádicos en las zonas superiores inclusive cortas.

Francisca

 

 
 
 
 

Buscador interno de El Místico

              Consulta de búsqueda